lunes, 21 de abril de 2008

De la luna.

En este momento no se qué escribir. Es muy raro, pues si quisiera hablar con alguien es muy probable que me sobren los temas. Pero acá, en la soledad de mis pensamientos me pregunto qué le diría a alguien que no conozca. Nunca he pretendido ser un escritor en el sentido profesional de la palabra, pero al fin y al cabo por definición lo soy, o ¿acaso esto se escribe solo? Eso de enfrentar la pureza del blanco papel… o lo blanco de la pantalla, pues en realidad esto no lo hago primero a mano es a veces un poco difícil. ¿De qué escribo hoy? ¿Qué les cuento? ¿Con qué los distraigo un poco y a la vez con qué me distraigo yo un poco? Me regreso a la soledad de mis pensamientos…

Esto de la soledad me recuerda una canción de Chavela Vargas que hasta hace poco escuché, se llama “Noche de ronda”, y dice: … Noche de ronda… que triste pasas, que triste cruzas, por mi balcón… Noche de ronda… Como me hieres, como lastimas mi corazón… Luna que se quiebra sobre la tiniebla de mi soledad, ¿en dónde estás?... ¿No les parece hermoso eso que dice: Luna que se quiebra sobre la tiniebla de mi soledad? A mí en lo personal me encanta. Inmediatamente pienso en un disco que un muy querido Don Enrique me regaló y que trae nada más y nada menos que cuarenta y un poemas de Benedetti leídos por el mismo… Mario Benedetti y sus bellos poemas. En la introducción que hace cita un grafiti que leyó en algún lugar, quizá en los muros de Quito dice: …cuando teníamos todas las respuestas nos cambiaron las preguntas…

Luna que se quiebra sobre la tiniebla de mi soledad. ¿Y por qué la luna? ¿Cuál es esa extraña fijación que tenemos con la luna? La luna tiene fases, la gente es lunática, amaneció de luna, la luna llena, la luna sobre París, la luna sobre el Ródano, el hombre en la luna, me tiene en la luna, estaba pensando en la luna de Valencia, ese toro enamorado de la luna, la media luna, el lado oscuro de la luna, etc. Salí, asomáte, que la luna está bellísima. La luna reflejada en el agua, la luna brillando en la mañana frente al sol. La luna eclipsada. La luna vista por entre las ramas de un árbol, la luna que me perseguía de niño en el asiento trasero del auto. La luna que brilla, la luna vista a través de un telescopio, la luna examinada a la luz de un microscopio. La cara luna, la luna es de queso, el estar colgados de la luna, la luna del Luna Park, los suburbios de la luna, la coartada lunática del sol, la luna de miel, la luna en quiebra, la niña de los ojos de luna, la luna consejera que sugiere cuando es el mejor momento para besar, la luna desde un convertible, las ramblas en la luna, la luna del amor, la luna de la desolación, la luna roja eclipsada, la luna desde la playa, la luna desde el avión, la luna mojada por la lluvia, la luna de la desesperación, la luna de la novia, la luna de la amante, la luna de la pampa, la luna liberiana, la luna para amar… ¡la luna!
Escucho a Sabina y le pongo atención a sus lunas. Recuerdo a De Saint – Exupéry y su famoso Principito que… una vez que llegó a la Tierra, quedó sorprendido de no ver a nadie. Tenía miedo de haberse equivocado de planeta, cuando un anillo de color de luna se revolvió en la arena.

Vuelve Sabina y me pregunta: ¿Quién planta girasoles en la luna? Una imagen hermosa y contradictoria… un girasol, que por definición gira en busca de la luz del sol plantado en la luna; que por un cruel destino no coincide con su amado astro rey… Lucem aspicio…

Luna. Único satélite natural de la Tierra. Parte la superficie de ese satélite que se ve desde la Tierra. Luz nocturna que este satélite nos refleja de la que recibe del Sol. (¿Florecerán esos girasoles después de todo?) Satélite natural de un planeta. Espejo cuyo tamaño permite ver a las personas de cuerpo entero. La luna llena, la luna nueva, la luna menguante, la media luna.

¿Por qué cuando definimos las cosas algunas veces las matamos? La luna de miel… Temporada de intimidad conyugal inmediatamente posterior al matrimonio. Suena un poco sin gracia ¿no?

Ladrarle a la luna… Manifestar necia y vanamente ira o enojo contra persona o cosa a la que no se puede ofender ni causar daño alguno. Pedir la luna… Pedir algo imposible. Y yo acá como un perro ladre que ladre, y la luna allá, oronda… ignorándome…

La luna tiene “lunación”, que es el tiempo que tarda en pasar de una conjunción con el Sol a la siguiente. Existe la lunada, que según el diccionario se define como “pernil de puerco”, yo lo relaciono con las lunadas donde se baila, se bebe, se conversa, pero ese soy yo.

También se habla de “lunado” o “lunada” que es cuando algo tiene forma de media luna… yo hubiese dicho “alunado” o “alunada”… cosas de malformación idiomática personal.

Tenemos el lunanco, que es dicho de un caballo y de otro cuadrúpedo: Que tiene un anca más alta que la otra. ¡Yo las ancas las relacionaba solo con ranas!

Lunar o lunares, que vienen de la Luna, pues se atribuían a un influjo de este astro o porque tenían su forma. Un lunar es una pequeña mancha en el rostro u otra parte del cuerpo, producida por una acumulación de pigmento en la piel. ¡Tan lindo que es buscar lunares, y más aun encontrarlos donde menos uno se lo espera!

Lunarejo… dicho de un animal, que tiene manchas redondas en la piel o bien de una persona, que tiene un lunar grande o varios lunares en la cara.

Lunático… que padece locura, no continua, sino por intervalos. ¿Por qué padece? Yo la locura la disfruto, la aprovecho al máximo. Luna que me hace enloquecer…

También tenemos “lunear”… que es ir de caza, de pesca o de paseo cuando hay luna, ¿acaso hay días en que no hay luna? ¿Y si mas bien para mis fines “luneaticos” me sirve que no haya luna?

Existe el “lunes”, día consagrado a la luna. ¿Y si después de la lunada del lunes nos vamos a lunear y nos portamos como lunáticos con la complicidad de la luna y repetimos eso en cada lunación?

Lunecilla. Adorno o joya en forma de media luna. ¿Lunezucha? Adorno o joya de mala calidad en forma de media luna.

Lunel. Figura en forma de flor, compuesta de cuatro medias lunas unidas por sus puntas. Típica palabrilla que lo hace a uno sentirse distinguido en una conversación, de un pronto a otro no es el “¡Qué figurita más bonita, son cuatro lunitas unidas!”, sino es un “¡Qué hermoso lunel! ¿Quién es el fabricante?

Luneta. Esta sí que no la entiendo. En su acepción más conocida, al menos para un servidor: en los teatros, cada uno de los asientos preferentes con respaldo y brazos, colocados en las filas frente al escenario en la planta inferior. Si viene de luna, ¿cómo demonios están en la planta inferior? ¿No debería ser la luneta donde está la galería? Quiero asientos en terreta.

¿Iba a algún lado con todo esto? Pues era más o menos un ¿qué le diría a alguien que no conozca? ¿Cómo inició esto de la luna y como lo terminé de esa manera? ¿Alguien me puede prestar atención por tanto rato? ¿Por qué hablo tanto de la luna si sé tan poco de ella? ¿Me atrevería a hablar de todo esto con alguien que no conozca? ¿Al publicarlo y al usted leerlo, no lo acabo de hacer? ¿Qué pensaría esa persona? ¿Qué pensó usted? ¿Será que en efecto soy un lunático? ¿Entendió usted mi luna? ¿Quiero una luna personal? ¿Me gustaría que me destierren a la luna? Un destierro “terrenal - lunar”.

Y si usted se creyera en capacidad de responder esas preguntas, y usted creyera tener la respuesta, ¿acaso no podría yo cambiarles las preguntas? Me voy cantando: Luna que se quiebra sobre la tiniebla de mi soledad, ¿en dónde estás?

14 comentarios:

Mis Caminos dijo...

Acabo de descubrir tu blog y me ha encantado el post de la luna. Y también las referencias a las canciones...
Creo que mientras lo escribías te inventaste -o te convertiste en- un "giraluna", o un "tornaluna" (que me gusta más).

Pri dijo...

No voy a contestar todas tus preguntas pero al menos estas si:
¿Alguien me puede prestar atención por tanto rato? Si, yo lo hago más del que debo creo, ya te dije anoche, voy a dejar de salir con vos, eso daña mi reputación más de lo que ya esta.
¿Por qué hablo tanto de la luna si sé tan poco de ella?, desde cuando ocupas saber de algo para hablar de ello????
¿Me atrevería a hablar de todo esto con alguien que no conozca? Te atreverias, lo has hecho y lo seguirás haciendo de eso no hay duda alguna.
¿Será que en efecto soy un lunático? Lunatico, tipejo, ordinario, etc, etc, etc.
¿Entendió usted mi luna? Agradece que a ratos te entiendo a vos jajajajajajajaj
¿Quiero una luna personal? Siempre que no tengas que hacer trabajos manuales en ella, si te gustaría.
un beso mi querido amigo

luisca dijo...

Percibo influencia de Seinfeld en este blog...

Anónimo dijo...

todavia me acuerdo un dia en la calle de la amargura que alguien nos grito "uy ahi va el mae ese del torito".... y cual torito? pues el enamorado de la luna... todos los martes era la misma vara, Ruben gritando por 4 horas que le tocaran el torito enamorado de la luna...te falto esa.

Rach

Anónimo dijo...

Leyendo esta entrada me acorde de niño de Luna, gracias Rubén.
Frank

Gabo dijo...

El Calígula de Camus quería la luna... yo la he reclamado antes, y es un mal común en los lunáticos, género del cual me siento miembro cada vez que me lo recuerdan...
El bienamado Benedetti tiene también un poema que se llama "hombre que mira a la luna"... y habla en otras de lunas deslunadas...
No tenés idea de cuantas cosas hay en este post que comparto con una luna nueva, si es que cabe la metáfora de aquella que está aunque no se vea, a quien invitaré a que lo lea y espero lo comente... está buenísimo!. Salud.

Andanhos dijo...

En general, lo primero que se aprende en una lengua son las cosas menos apropiadas... jeje.
En mi blog suelo escribir en portugués, que es mi lengua materna, aunque a veces escribo pequeñas frases y referencias en castellano (soy brasileña, pero vivo en España). Pero, bueno, cuando quieras pasar a ver si entiendes algo, serás bienvenido.
¡El Guernica es impresionante! Y verlo de cerca de hecho fue buenísimo.
Ahora, acabo de acordarme del "Romance de la luna, luna", de García Lorca...
Un saludo.

Ali dijo...

Yo AMO la luna!! Soy lunática, vivo en la luna y me encanta contar lunares!! Q éxito la luna :)

rusbin dijo...

Mis Caminos - Andanhos:
Muchas gracias por pasar por aca, me encanto lo de tornaluna...

Pri:
Sos una tipeja. Nada mas.

LuisCa:
Mmmm mas o menos...

Rach:
Buajajajajajajajajaja!! Que buenos esos dias de La Villa y el Toro.

Frank:
Gracias por pasar :o)

Gabo:
Vos si sos un lunatico en todo el sentido de la palabra.
Muchas gracias por el comentario. Salud!

Ali:
Si, sos una lunatica tambien. Cami es la legitima "Hija de la luna"

Andanhos dijo...

Sí, así es, pero sigo teniendo astigmatismo.
Me alegro de que te haya gustado lo del "tornaluna".

Andanhos dijo...

Me ha encantado lo que escribiste sobre tu abuelo. Debió de ser un gran hombre y es bueno saber que conservas sus recuerdos y enseñanzas.
Gracias. Me encanta escribir y, aunque no tenga mucho tiempo libre, intento mantener el blog más o menos actualizado, pues así, además de escribir, comparto algunas experiencias con mis parientes, amigos... y también con los "amigos virtuales". Jeje.

Vivi dijo...

qué vacilón que hayás comentado mi blog hoy, le comentaba a Gabo que justo hoy en la mañana había pensado en comentarte este post, en fin....
Cuántas canciones no nos hablan de la luna, de mis favoritas es Mercedes Sosa cantando: Luna dame inspiracion por un instante y siembra mil estrellas en el aire
que quiero conquistar su corazón.
Luna llevale el calor de mis palabrasy bébete la luz de la distancia que necesito verlo por favor...
O si no a la Kattia Cardenal diciendo: Mi luna ha visto tanto que cuando le canto su plata me acuna como a los santos y los
prisioneros, los amantes los locos errantes y los pordioseros que amamantamos tu luz.
Linda la luna! y no estaría nada mal que fuera de queso jeje
Lindo lindo post!
Saludos, fue un gusto conocerte en el FIA, aunque haya sido rapidín y aunque G no te dejara decirme pachucadas jaja!

Anónimo dijo...

Aprendi mucho

Isabel García-Hernández dijo...

Busca La Luna, un poema de Jaime Sabines, poeta mexicano.
También en uno de sus poemas dice: toma la luna, te la regalo. Te la regalo como te regalo mi corazón y mis días. Te la regalo para que la tires...