jueves, 10 de enero de 2008

De la razón de las lágrimas.

Ayer escribí la primera parte de lo que fue una promesa a Gabo. Hoy honro la misma al dedicarme a hablar no de la materialidad de la lágrima, pero sí del motivo que se esconde detrás de la misma.

Como mera función corporal, las lágrimas son un líquido producido por el proceso corporal de la lagrimación para limpiar y lubricar el ojo. Pero nosotros como humanos, como seres pensantes, que además sufrimos y disfrutamos, le hemos dado a las lágrimas diferentes significados, las sufrimos o disfrutamos por diferentes motivos.

Dicen por ahí que las lágrimas son la sangre del alma. La materia no se crea ni se destruye, se transforma. ¿Será acaso que los sentimientos de nosotros tienen cierta materialidad, y como tal, se transforma en algunas ocasiones en una lágrima? No está mal la idea.

Algunas veces hemos llorado porque estamos extremadamente tristes o por el contrario, muy felices. Algunas por un mero dolor físico. Otras porque conducimos muy veloz y nos "lloran los ojos". Algunas veces solo nos sentimos con ganas de llorar; sin ninguna causa aparente. Lloramos, es un hecho.

¿Existen lágrimas falsas y lágrimas verdaderas? Yo creo que sí. Algunas son lágrimas "ingenuas". Esas lágrimas que ves salir de los ojos de una persona, que la persona te dice que está llorando por "x" motivo, y en realidad en el fondo uno sabe que esa persona no sabe porque está llorando. Si, hasta en el llorar se puede ser ingenuo. Me imagino que uno de los muchos estados de la negación.

El llanto del alma. Ese llanto tan doloroso, ese llanto que uno cree que no parará, y que a su vez lo hace a uno preguntarse ¿de dónde sale tanta lágrima? Ese llanto que provoca deshidratación, que provoca susto, que provoca miedo. Ese llanto por un ser querido pasado a mejor vida, por un ser querido que ya talvez no lo es, por un sufrimiento ajeno con el que nos identificamos, etc.

El llanto de la risa. Ese llanto que tenemos de tanto reírnos. Reímos y reímos, el estómago nos duele, no nos podemos sostener de pie, y lloramos, lloramos de reírnos tanto.

El llanto de la felicidad. Ese llanto que surge espontáneamente cuando nos encontramos abrumados de felicidad. Cuando nos vemos en una situación en la que nos sentimos tan pero tan dichosos que simplemente la única salida es llorar. Llorar de la felicidad, ¡qué sentimiento más hermoso!

El llanto de la admiración. Muy similar al anterior, pero no idéntico. Este lo he sentido pocas veces. Lo experimenté en la Capilla Sixtina, por ejemplo. Tanta belleza en un solo lugar. Tanta historia, tantas cosas magnificas. Llanto de la admiración, eso es. Es el llanto que experimentamos cuando la perfección se materializa en algo tangible, en un David, en una Victoria de Samotracia, en una Venus de Milo. Admiración.

El llanto post coital. El "coito" genera diferentes reacciones en uno. Una es el hambre, de la que he hablado en alguna ocasión anterior. Otra es el llanto. Es cuando se da esa conexión que trasciende la experiencia carnal y lo deja a uno sin palabras, sin aliento, sin creencia alguna más que en el cuerpo de una mujer (en mi caso). No queda más que llorar.

Llanto, lágrima, llorar. Sentir, sufrir, disfrutar, aprender. Compartir, contar, vivir, experimentar.

En "El Aleph", específicamente en "El inmortal", mi querido Borges, hacia el final dice:

(...)
En las afueras vi un caudal de agua clara; la probé, movido por la costumbre. Al repechar la margen, un árbol espinoso me laceró el dorso de la mano. El inusitado dolor me pareció muy vivo. Incrédulo, silencioso y feliz, contemplé la preciosa formación de una lenta gota de sangre. De nuevo soy mortal, me repetí, de nuevo me parezco a todos los hombres. Esa noche, dormí hasta el amanecer.
(...)

¿Acaso no podríamos pensar que sucede lo mismo con una lágrima?

Machado nos dice: "Cuando nos vimos por primera vez, no hicimos sino recordarnos. Aunque te parezca absurdo, yo he llorado cuando tuve conciencia de mi amor hacia ti, por no haberte querido toda la vida."

En el mismo texto de Borges, al inicio se lee:
"Solomon saith: There is no new thing upon the earth. So that as Plato had an imagination, that all knowledge was but remembrance; so Solomon given his sentence, that all novelty is but oblivion. " Francis Bacon, Essays, LVIII

Algunas veces olvidamos lo hermoso que es llorar. ¿Quieren llorar conmigo?

10 comentarios:

Mondra dijo...

El asunto de las lagrimas se las trae, hay infinidad de referencias en la cultura popular... aqui una, de una cancion de Jose Jose...

Jose Jose, Lagrimas

yo siento hundirme y me extremesco
si veo caer tus lagrimas
yo me arrepiento del mal que halla hecho
si veo caer tus lagrimas

yo te consuelo te abrazo y te beso
si veo caer tus lagrimas
y no quisiera ya nunca
volver a enjugar tus lagrimas

coro
lagrimas
el lenguage mudo de tu pena

lagrimas
la callada voz de tu trizteza

lagrimas
la expresion mojada de tu alma

lagrimas
la visible muestra de que me amas

lagrimas
de pasiones ondas y de heridas

lagrimas
de dolor profundo y de alegria

lagrimas
la palabra fiel de tu amargura

lagrimas
la verdad final que tu la ocultas

lagrimas.....

yo siento hundirme y me extremesco
si veo caer tus lagrimas
yo me arrepiento, del mal que halla hecho
si veo caer tus lagrimas

yo te consuelo, te abrazo y te beso
si veo caer tus lagrimas
y no quisiera ya nunca
volver a enjugar tus lagrimas

Gabo dijo...

Sin palabras rubencito!, no sólo lloraré sino que puede que hasta beba con vos!. Un abrazo que te saque las lágrimas!, salud.
Gabo

rusbin dijo...

Cris me dice:

Crisantemo says (1:06 PM):
Rubén, como una experta en lágrimas, habiendo llorado por razones aparentes, por razones justificadas y en la mayoría de los casos por cuestiones del alma (que ni yo misma entiendo); y por supuesto por ser vos un compa querido, con mis ojillos abarrotados, con un montón de sentimiento acumulado en la garganta y con un placer de esos que vienen desde adentro, serán un placer llorar con vos

Rubén Vargas - Hic et Nunc says (1:07 PM):
Sos un sol!

Rubén Vargas - Hic et Nunc says (1:07 PM):
Me encanta lo q pusiste!

Crisantemo says (1:07 PM):
y por su puesto, aunque de sobra está decirlo, estamos aquí para cuando estés listo para llorar de alegría también

El Absurdo dijo...

Como comentario a este post remito al comentario del anterior, talvez más acorde con este que con el otro. En todo caso me parece muy bien que hayás hurgado en el significado humano de las lágrimas y no solo en la científica parte lingüística. Por cierto que las lágrimas negras de Bebo y Cigala son un oasis para el corazón.

Termino con la letra de la bellísima canción de Coldplay "Fix you"

When you try your best, but you don't succeed
When you get what you want but not what you need
When you feel so tired but you can't sleep
Stuck in reverse?

And the tears come streaming down your face
When you lose something you can't replace
When you love someone but it goes to waste
Could it be worst?

Lights will guide you home,
And ignite your bones,
And I will try to fix you...

Anónimo dijo...

Yo lloro con usted gustosa Rubén...Precioso lo que escribió, como siempre, y de verdad se me escapó una lágrima que comparto con usted!!! Un abrazo amigo! Alitox

Anónimo dijo...

No hay nada como ver a un niño llorar, ahí donde lo más puro de un ser que es corazón se hace explícito para un mundo que no entiende, ahí donde un adulto no está porque no sabe un dolor simple, pero cuando llora se devuelve. No hay nada como volver a ser un niño que llora, de felicidad o de tristeza, un niño con su sentimiento.
Y nada como niños que lloran acompañando a un niño amigo! Saludos, Giuliana

TicoMacniatic dijo...

"...Dicen por ahí que las lágrimas son la sangre del alma. La materia no se crea ni se destruye, se transforma. ¿Será acaso que los sentimientos de nosotros tienen cierta materialidad, y como tal, se transforma en algunas ocasiones en una lágrima? No está mal la idea..."
Habría que darle un peso (aunque sea atómico al asunto del alma) para poder concluir que es una transformación de la misma; sin embargo, si es una manifestación honesta de nosotros. Honesta por que es lo que somos, hay gente que llora hipócritamente, no hay nada que hacer, ante nuestra alma ese llanto fue honesto, ahí que somos por naturaleza crédulos, ingénuos, honestos; como los perros. Luego la naturaleza humana se manifiesta en todas sus formas no honestas, rastreras, engañaron no solamente el alma, y más que eso al niño, al cachorro y sino su noble percepción del mundo, puro, sin tintes de apariencia, o facha.
Al final solamente quedan las lágrimas, y talvez ni eso, pues ante la realidad de naturaleza humana estas mismas optan por desaparecer, tristes, olvidadas, todo se olvida, incluso la pureza e inocencia que alguna vez tuvimos.

Ali dijo...

Yo lloro con vos!!! A mi me encanta llorar... Me encanta cuando se vuelve incontrolable y lloro sin parar y cuando solo se me sale una lagrima chiquitita. Tambien me gusta leerte y llorar, cosa que me ha pasado varias veces. Excelente, felicidades!!! :)

rusbin dijo...

Gracias a todos los que quieren llorar conmigo!!!

Pri dijo...

Mejor tarde que nunca. Llorar de cólera (cuando uno es tan chichoso como yo, es frequente) de impotencia o solamente por llorar, esas siguen siendo razones tras las lágrimas.
Llorar para manipular (no sé como hace ese tipo gente para llorar así de fácil) esa es una muy mala razón detrás de una lágrima.
Por mi parte querido Rubencito espero poder seguir llorando de risa con vos como hasta la fecha, aunque al igual que muchos otros si se deben compartir otros motivos para las lágrimas acá estamos.
Un beso